Tu equipaje: ¿Cómo puede ser?

Equipaje


Las maletas no tienen por qué ser una preocupación a la hora viajar. Lo primero que debes saber es que tu equipaje puede clasificarse de dos maneras: el acompañado o no acompañado. Ambos conforman tu equipaje final que, independientemente de ser de dos tipos, se te valoriza como único. Si quieres aprender cómo calcular el costo de tu importación, al final del artículo encontrarás el enlace para ello.

Equipaje acompañado y no acompañado

El equipaje acompañado es aquel donde las maletas viajan contigo en el avión o el barco. Está conformado por el bolso de mano y las que van en la bodega. Para recogerlo debes presentar los tickets de equipaje que te entrega la aerolínea en el momento que chequeaste las valijas.

Clasificación de equipaje

A su vez, el equipaje no acompañado es aquel que llega o sale antes o después de tu fecha de salida o arribo al país, por vía aérea o marítima; es decir, no viene contigo. Lo recoges en la misma terminal por donde llegaste, en el área de carga de la terminal aeroportuaria o en los depósitos habilitados a esos efectos en las terminales marítimas. Para ello debes cumplir los requisitos siguientes:

  • El dueño del equipaje realmente debe haber viajado a Cuba
  • El equipaje viene del mismo país de donde procedes
  • Realizaste el despacho o embarco personalmente o a tu nombre
  • No pueden haber transcurrido más de 30 días si enviaste tu equipaje en avión; ni más de 60 días si llega por vía marítima, desde que entraste a Cuba.

Si no cumples estos requisitos, tus pertenencias no clasificarán como equipaje no acompañado y recibirán el tratamiento de envío. Hasta aquí todo bien, pero probablemente te preguntas, por qué si ya pagaste las maletas en el país donde arribaste debes además pagar en la Aduana de Cuba. Lo que sucede es simple: aquí abonas lo correspondiente a los derechos aduanales sobre tu importación; a su vez, lo que pagas a la aerolínea u otra transportista corresponde al costo del sobrepeso de equipaje (flete) con que viajas.



Pago de tu equipaje

Una vez en Cuba, para realizar el pago, debes sumar el valor de la importación de cada equipaje, el acompañado y el no acompañado, más 2 CUP por el servicio ofrecido en la Aduana. La suma del equipaje no puede exceder el límite máximo de 125 kilogramos. Y dentro de estos, 1000 puntos de equipos electrodomésticos y otros duraderos.

Pago de tu equipaje

Para que no pases sustos, es imprescindible que conformes tus maletas acorde con las regulaciones de la Aduana, pero también con las políticas de equipaje de la aerolínea. Como se expuso, en los dos casos te cobran de manera independiente. En el artículo Cuentas claras conservan tus maletas, aprenderás cómo realizar este cálculo según los aranceles establecido por la Aduana, y navegando por nuestro sitio podrás encontrar las normativas de varias aerolíneas.

Si tienes alguna sugerencia en relación al post déjalo en los comentarios o escríbenos a nuestro correo electrónico. Nos gustaría saber lo que piensas ¿Te quedan dudas en relación a este u otros temas? Ya sabes, pregúntanos y responderemos cuanto antes.