¿Por qué no puedo llevar un auto a Cuba?

portada importación auto


Una pregunta que no pocos cubanos y extranjeros se hacen es por qué no es posible importar un auto a Cuba. En redes sociales y otros sitios digitales la polémica pregunta reaparece cada cierto tiempo. Sobre el tema dedicaremos este artículo. Acompáñame.

La Resolución 1552 de 2013 del Ministerio de Transporte (MITRANS) establece las pautas en este sentido. Quizás la pregunta no debería ser del todo negativa porque las personas jurídicas sí están autorizadas a importar vehículos de motor, carrocerías y motores, previamente aprobadas por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera. Además, pueden hacerlo las representaciones de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y los organismos internacionales que estén acreditados en Cuba, así como su personal. En ambos casos deben cumplirse los requerimientos establecidos vigentes.

La asimetría está en que, por cuestiones de trabajo, las personas jurídicas pueden entrar vehículos de motor a Cuba. Mientras que las personas naturales tienen autorizada la importación de ciclomotores eléctricos, siempre que cumpla con las características técnicas que te explicamos en el post ¿Puedo importar un carro completo?

Sobre la importación temporal

Igualmente se autoriza la importación temporal de vehículos de motor a los turistas extranjeros en los términos y condiciones que establece la legislación vigente. En este caso, serán reexportados en el término concedido. Si no ocurriese así la Aduana procede al decomiso del vehículo a favor del Estado cubano ante el incumplimiento de esta condición.


regulacion-aduanera

Ideas especulativas

Lo más probable es que la pregunta correcta que deberíamos hacernos sería ¿Por qué las personas naturales no pueden importar un auto a Cuba? Pensemos por un momento que varios cubanos compran su auto fuera del país. Lo hacen llegar a través de una importadora. Y luego comienzan a utilizarlo. Se nos ocurre que la infraestructura vial cubana con calles de doble sentido y no multicarriles, algunas en pésimo estado constructivo no soportarían la densidad vehicular que podría llegar a alcanzar la isla.


Por otro lado, el abastecimiento de combustible sería, dicho en buen cubano, un dolor de cabeza. Actualmente el país debe importar el combustible que utiliza. ¿Imaginas el gasto económico que supone dar cobertura a tantos autos? Porque no es un secreto que de estar permitido, los cubanos importarían su propio auto.

Ni justificaciones, ni complacencias; estas son solo dos ideas especulativas para mover el pensamiento. Quién sabe si tú encuentres otras razones. Desafortunadamente, nuestro equipo desconoce las respuestas de la negativa de importación y de las causas profundas de tal normativa.

Recuerda que puedes encontrarnos en las redes sociales y nuestro servicio de atención por correo electrónico. Pregunta, debate y sugiere temas a nuestro equipo. Te responderemos en el menor tiempo posible. Nos complace serte útil. No olvides suscribirte a esta plataforma para que seas parte de la comunidad de Normas Aduaneras de Cuba.