Prohíbe Estados Unidos los viajes a Cuba: impactos en el turismo

Estados Unidos portada


Si no pudiste leer el post anterior te recomendamos que lo hagas. Así estarás al día con la información para seguir leyendo justo donde lo dejamos. Seguro estás al tanto de que cuando un estadounidense viene a Cuba debe hacerlo incluyendo su viaje en 11 categorías. Estas son: visitas familiares; negocios de gobierno; actividad periodística; investigación y reuniones profesionales; actividades educativas; actividades religiosas; presentaciones artísticas y exhibiciones; apoyo al pueblo cubano; proyectos humanitarios; actividades de fundaciones privadas; e importaciones y exportaciones. Con las medidas adoptadas el 5 de junio del año en curso (2019) la categoría de actividades educativas fue eliminada. El intercambio persona a persona queda prohibido así como la llegada de cruceros a Cuba con origen en Estados Unidos.

Los cruceros ofrecían una opción sencilla para realizar viajes legales entre Cuba y Estados Unidos. Con la prohibición, las principales líneas de barcos han reconfigurado sus itinerarios y sus escalas en Cuba fueron cambiadas por otros destinos en el Caribe.

De acuerdo con Pedro Freyre, abogado que representa a Carnival y otras tres líneas de cruceros con sede en Miami, dijo que las empresas que transportaban pasajeros, antes del 5 de junio, están esperando poder solicitar permisos federales específicos para completar sus viajes a Cuba.

Estados Unidos regulación

En el caso de las compañías aéreas, más de 800 mil reservas de viajes fueron canceladas, luego de que el gobierno de Donald Trump anunciara las medidas. Por ejemplo, United y Delta Airlines comunicaron a sus pasajeros que no aceptarían reservas de grupo “persona a persona”.


Según cifras del Ministerio de Turismo (MinTur) de Cuba, en el primer cuatrimestre de este año 2019 Estados Unidos era el segundo mercado emisor de viajeros a Cuba, con 257.500 visitantes hasta abril para un crecimiento interanual de 93,5%. Cifras alcanzadas pese a que legalmente los estadounidenses no tienen permitido viajar a la isla como turistas. De esos viajeros, el 55 % llegaron al país caribeño en crucero, una modalidad que creció un 48% respecto al año anterior. Datos que, indudablemente, se verán afectados con las recientes medidas del gobierno de Trump.

¿Puede ser positiva para Cuba esta medida?

Aunque parezca contradictorio, los impactos de esta medida del gobierno estodounidense no son solo negativos. Existen otros que constituyen un beneficio para la isla. Veamos…En primer lugar, al llegar menos aglomeraciones turísticas a las ciudades pequeñas como La Habana Vieja se reduce la congestión de las calles mejorando la movilidad de los transeúntes en los espacios públicos y el tráfico.


Por otra parte, los grupos grandes de turistas que llegan en cruceros, saturan los servicios de la ciudad y generan estrés en los comercios y provocan el incremento de los precios de bienes y servicios. Situación que se vería atenuada con la regulación emitida en junio pasado sobre los viajes a Cuba.

Por acá te ofrecemos solo una mirada aproximada al asunto, que tiene consecuencias múltiples. Y además multicausales, no solo asociadas a las prohibiciones norteamericanas que entraron en vigor.

Coméntanos que te ha parecido el artículo. Ten en cuenta que puedes peguntar, aclarar dudas, sugerir temas al equipo de Normas Aduaneras de Cuba. ¿Cómo? Pues dejando un comentario en esta misma plataforma, las redes sociales o el servicio de atención personalizada por correo electrónico. Responderemos en el menor tiempo posible. Nuestra principal motivación es serte útil. Recuerda que estamos para ayudarte.