Consejos sobre el envío de encomiendas a Cuba

encomiendas-portada

¿Algún amigo que vive en el extranjero te ha pedido llevar un paquete a su familia en Cuba, aprovechando tu viaje a la isla? Si te identificas con la interrogante te propongo que me acompañes a lo largo del post para conocer sobre las encomiendas traidas a la isla.

Cuando resides en el extranjero y vienes a la isla te gustaría hacer esos favores a otras personas que lo necesitan. Sin embargo, los cubanos como personas solidarias y caritativas, descuidamos otras connotaciones del favor.

Regulación de la Aduana sobre encomiendas a Cuba

Para los funcionarios de la Aduana de Cuba los paquetes, bultos o mercancías que traes desde el extranjero para una tercera persona se le conoce como encomiendas. Y según las Normas Aduaneras de Cuba, las personas naturales en su condición de pasajeros no están autorizadas a transportar consigo encomiendas para otras personas naturales o jurídicas. Te propongo conocer más sobre las sanciones administrativas y figuras delictivas que establece la Aduana de Cuba. Al final de este post pues consultar las dos partes de Actitudes ante la Aduana: amargas recompensas.

encomiendas-regulación

Si al principio te sentiste mal por no traer para Cuba el paquete de tu amigo, elimina ese sentimiento. A la larga estás respetando una de las regulaciones de la Aduana de Cuba.

Este post lejos de ser meramente anecdótico o moralizante intenta reflexionar y poner la alerta en una normativa que no debes pasar por alto cuando viajas a la isla. Los favores en forma de paquetes, bultos o mercancías que te entreguen para un tercero son un riesgo. Si la Aduana lo detecta, en lugar de hacer un favor en apariencia inofensivo, será para ti un problema. Pues ten presente que deberás pagar las consecuencias de incumplir lo establecido.

riesgo-encomiendas

Consejo de nuestro Equipo

Nuestro consejo desde Normas Aduaneras es que no traigas encomiendas. Pero, si aún así decides arriesgarte, te recomiendo cerciorarte del contenido del paquete. Revísalo bien. Y siempre, decláralo como parte de tu equipaje. Ten en cuenta que debes cumplir las regulaciones de la Aduana. Y en todo momento, hacerte responsable de lo que estás importando al país.

Dice un refrán muy cubano: más vale precaver que tener que lamentar. Con esa idea como base, nuestro equipo te invitó a leer el post. Recuerda que estamos para ayudarte. Ante cualquier pregunta o sugerencia comunícate con nosotros a través de esta misma plataforma, nuestras redes sociales o vía correo electrónico. Estaremos encantados de responderte cuanto antes. No olvides suscribirte al blog para mantenerte actualizado sobre lo que ocurre con las Normas Aduaneras de Cuba.

Como comenté puedes leer también Actitudes ante la Aduana: amargas recompensasSobre el cohecho y el atentado. Actitudes ante la Aduana II

Deja un comentario